viernes, 24 de abril de 2015

MAKOWIEC (Rollo dulce polaco con semillas de amapola)


Aunque el makowiec es un postre típico de la cocina navideña polaca,
 no por ello debemos esperar a que lleguen esas fechas para disfrutar de un bocado tan rico.

 La combinación de las semillas de amapola, cocidas con la mantequilla y demás ingredientes,
 resulta para nosotros sorprendente y desconocido, pero cuando se prueba, seguro que pasará a formar parte de muchos de los rellenos de nuestro recetario.

Ingredientes



Para la Masa

- 400 g. de harina
- 15 g. de levadura de panadería
- 90 g. de mantequilla
- 100 ml. de leche
- 1 cucharadita de extracto de vainilla
- 2 yemas
- 125 g. de azúcar
- una pizca de sal
- 1 huevo para pincelar


Relleno


- 250 g. de semillas de amapola
- 150 g. de azúcar
- 30 g. de miel
- 70 g. de mantequilla
- 25 g. de nueces picadas
- 25 g. de almendras picadas
- 60 g. de naranja y limón confitados
- 2 claras de huevo


Preparación de la masa


- Mezclar y amasar todos los ingredientes, hasta obtener una masa lisa y suave.

- Dejar levar en un sitio cálido, tapada con film, 2 horas o hasta que haya duplicado su volumen.

Entre tanto preparar el relleno


- Cocer las semillas de amapola 30 minutos, a fuego medio, en abundante agua (crecen mucho)...




- Escurrir el agua y triturar muy bien, hasta que rompan y se forme una pasta densa y de un tono más claro que el de las semillas originales.



- Echar en una cazuela la mantequilla con el azúcar y calentar hasta que la mantequilla se funda.

- Añadir el resto de ingredientes, menos las claras, y cocer 5 minutos.

- Apartar del fuego y esperar a que se enfrie.

- Incorporar las claras batidas a punto de nieve y mezclar.

- Una vez que la masa haya levado, estirar dándole forma rectangular...



- cubrir con el relleno...



- y envolver como si fuera un brazo de gitano...



- Remeter los extremos por debajo del bollo para que no se abra la masa al cocer.



- Dejar levar 2 horas, pincelar con huevo batido y hornear unos 30 minutos a 180º (o hasta ver que ya tiene un tono dorado).

- Sacar del horno y dejar enfriar sobre una rejilla.

- Espolvorear con azúcar glas.


7 comentarios:

María dijo...

La verdad que seria un pecado esperar todo un año, para tomar una cosa tan rica como esta, te ha quedado espectacular. Mil besicos querida amiga

Marga Morguix dijo...

No me imagino el sabor de las semillas de amapola, pero, por la pinta que tiene, seguro que está riquísimo.
La presentación es una maravilla, y el corte me encanta.
Un beso.

PINKY dijo...

Nieves , super original y distinto , ademas tiene que estar delicioso , las fotos lo dicen todo
besinos

Pamela dijo...

Querida Nieves, algo me dice que esta receta será de las que haré más de una vez, de sólo leer los ingredientes ya me enamoró. Qué cosa más buena! Besitos

asj dijo...

Te ha quedado fanatástico, yo lo tengo en pendiente hace un montón de tiempo.

besos

Mª Jose-Dit i Fet dijo...

Me ha encantado esta receta, qué original!! A ver si esta semana compro los ingredientes para hacerla. Un besito

Anónimo dijo...

Mi madre preparaba uno igual ,enorme ... madre mía que recuerdos .Gracias ��