domingo, 20 de abril de 2014

GARBANZOS CON BACALAO Y ESPINACAS


La Semana Santa ya pasó
 y los tradicionales  garbanzos con bacalao han presidido multitud de mesas.

 Tanto por sus bondades culinarias, como por su sabor,
 se debiera comer con frecuencia a lo largo del año. 

Este plato ha sido uno de los primeros que he publicado en el blog,
 por lo que merece una segunda oportunidad :-)

Ingredientes


- 500 g. de garbanzos
- 250 g. de bacalao
- 1 manojo de espinacas
- 2 cobollas
- 1 zanahoria
- 1 puerro
- 1 hoja de laurel
- 1 ramita de apio
- 3 dientes de ajo
- unas ramas de perejil
- 1/2 vaso de vino blanco


Preparación


- Poner los garbanzos en remojo  la noche anterior.

- Poner el bacalao en remojo el día anterior, cambiándole el agua 3 ó 4 veces.

- Al día siguiente, escurrir bien los garbanzos del agua del remojo y lavar bien.

- Poner la cantidad necesaria de agua a hervir, procurando que cubra los garbanzos (no echar mucha agua, simplemente la cantidad de caldo que queramos tener en el guiso).

- Una vez que el agua esté hirviendo, echar los garbanzos y añadir 1 cebolla pelada y entera, el puerro, laurel, apio,1 diente de ajo, sal y un chorro de aceite de oliva.

- Cocer en ella rápida o como se tenga por costumbre.

- Preparar entre tanto el bacalao:

- Enharinar el bacalao y darle vuelta y vuelta en un buen aceite de oliva bien caliente. Sacar y reservar.

- Picar una cebolla bien fina y pochar en el aceite del bacalao, despacio para que no tome color.

- Machacar en el mortero 2 dientes de ajo con unas ramas de perejil y desleir con el vino blanco.

- Cuando la cebolla esté pochada añadir el majado del mortero y dejar unos segundos, hasta que se evapore el alcohol del vino.

- Añadir el bacalao reservado y mezclar con la salsa.

- Cuando los garbanzos estén cocidos, retirar las verduras (no se tiran, se pueden congelar y utilizar para cualquier puré de verduras).

- Añadir las espinacas y el guiso del bacalao a los garbanzos y cocer el conjunto unos 10 minutos.


jueves, 10 de abril de 2014

TARTA DE MASCARPONE, NATA AGRIA Y CHOCOLATE


El fin de semana se acerca, y la S. Santa también.

 Lo típico de estas fechas son las torrijas, pestiños, rosquillas, etc.
 que podéis encontrar en el apartado de dulces,
 pero como estos postres típicos se pueden encontrar con facilidad en muchos blogs de cocina,
 yo me despido hasta la vuelta de estas fiestas, con esta exquisita tarta :-)

 ¡¡Feliz Semana Santa!!


Ingredientes



Para el Relleno



- 1 tartaleta de masa quebrada (ver receta)
- 300 g. de queso mascarpone
- 200 g. de nata agria
- 100 g. de azúcar
- zumo y ralladura de 1 limón
- 90 g. de mantequilla
- 30 g. de maizena




Para la Cobertura


- 100 g. de nata
- 100 g. de chocolate para cobertura
- 10 ml. de miel

- Flores deshidratadas de hibisco, para adornar


Preparación


- Preparar la tartaleta como se indica en la receta, colocar en un molde desmontable y hornear 10 minutos.

- Batir el queso, nata, azúcar y el zumo y ralladura de limón, hasta que todo esté bien integrado.

- Añadir la maizena, una pizca de sal y la mantequilla derretida y batir de nuevo hasta que quede una crema suave y sin grumos.

- Verter la mezcla sobre la tartaleta y meter en horno precalentado a 170º unos 30 minutos.

- Sacar del horno y dejar enfriar antes de desmoldar.

- Para la cobertura, triturar el chocolate y añadir la nata hirviendo, junto con la miel. Mezclar bien hasta obtener una crema lisa y suave.

- Verter la crema de chocolate sobre el relleno de queso, hasta el borde de la tartaleta.

- Dejar reposar la tarta durante 1 hora en el frigorífico y adornar al gusto (en este caso con flores deshidratadas de hibisco, regalo de una buena amiga :-)