miércoles, 29 de octubre de 2014

Rotollo alla Nutella (Enrollado de Nocilla)


El Rotollo a la Nutella es uno de los primeros panes dulces que yo elaboré
 cuando comencé a hacer mis primeros pinitos con las masas.

 Mi amiga blogera Marisa, (a la que me une la misma pasión por la  cocina sana y natural), del blog "Thermofan" me ha invitado a participar
 en el "5º Reto BBSS con mucha miga" y me ha parecido buena idea formar parte de su bonito proyecto:
 elaborar recetas caseras, Buenas, Baratas, Sencillas y Sanas,
 encaminadas a animar a la gente que nunca ha amasado a emprender esta satisfactoria labor,
 pues después del primer éxito con nuestros propios panes, será difícil conformarse con cualquier masa....


 El Enrollado de Nocilla (o nutella), aparenta ser un pan dulce complicado,
 pero si se siguen los pasos sin prisas, cualquier persona con buena disposición lo puede hacer
 y lograr llevar a su mesa un pan Bueno, Barato, Sano y Sencillo:
 ¡¡sí, sencillo!! 

Hay que quitar miedos, y si el primero no sale extraordinario, seguro que será mucho mejor
 que cualquiera de los que compremos con cantidad de aditivos.

 ¿Os habéis preguntado, por qué el pan de molde comprado dura días y días tierno?
 ¿Verdad que eso con cualquier producto natural, no sucede?... 

Pues... ¡¡ánimo, y a meter las manos en la masa!!

Ingredientes


- 500 gr de harina
- 100 gr de azúcar
- una pizca de sal
- 100 gr de mantequilla en pomada
- ralladura de 1 naranja
- 2 cucharaditas de agua de azahar
- 2 huevos
- 25 gr de levadura fresca
- 200 ml de leche templada
-  400 g. de nocilla
- 150 g. de avellanas
- 1 yema de huevo
- azúcar glas


Preparación



- Poner la harina sobre la mesa de trabajo o un recipiente amplio y hacer un hueco en el medio, como si fuera un volcán.

- Colocar dentro del volcán el azúcar, sal, mantequilla, ralladura de naranja, agua de azahar, huevos, leche y la levadura desmenuzada. (Reservar un poco de leche para el final del amasado, pues dependiendo del tipo de harina, y el tamaño de los huevos, quizás no necesite todo el líquido).

- Amasar hasta obtener una textura suave y algo pegajosa y dejar reposar en un recipiente tapada con un papel film, hasta que duplique su tamaño.

- Una vez que haya levado, amasar un poco para desgasificar la masa y estirar en forma de rectángulo, muy fina (menos de 1/2 cm de grosor), cubrir con nocilla, sin llegar hasta el límite de los bordes y distribuir las nueces por encima. 

- Enrollar, formar un círculo juntando bien los extremos, y dejando un agujero en el centro muy pequeño para que al crecer se cierre y no tenga forma de roscón.



- Poner el bollo en la bandeja del horno forrada con papel vegetal y dejar leudar de nuevo en un lugar cálido.

- Pincelar la superficie con una yema de huevo batida, y meter en horno precalentado a 170º unos 30 minutos.

- Si se dora demasiado, tapar con un papel de aluminio hasta completar la cocciòn.

- Sacar del horno, espolvorear con azúcar glas y dejar enfriar sobre una rejilla metálica.


domingo, 26 de octubre de 2014

Bollos Preñaos Asturianos


En Asturias disponemos de una gran y variada riqueza gastronómica.

 Platos que nos representan y con los que nos sentimos identificados.

 Entre ellos, se encuentran los Bollos Preñaos, que si se preparan con un buen chorizo asturiano,
 un buen pan y se acompañan con unos culetes de sidra fresca y bien escanciada, no hay más que pedir.

 Uno se sentirá como en el paraíso, como no podía ser menos y como bien reza nuestro eslogan publicitario:
 "Asturias, paraíso natural"

Ingredientes


- 500 g. de harina de fuerza
- 300 ml. de agua
- 5 g. de levadura fresca de panadería
- 10 g. de sal
- 2 chorizos asturianos tiernos
- 4 tiras de bacon



Preparación


- Echar en un cuenco amplio la harina y hacer un hueco en el centro.

- Añadir el agua y la levadura desmenuzada y amasar hasta que estén bien integrados todos los ingredientes.

- Espolvorear la superficie de trabajo con un poco de harina y sacar la masa. Agregar la sal y amasar
hasta lograr una textura suave y elástica.

- Meter en el cuenco y tapar con papel film o un paño de cocina. 

- Dejar levar hasta que doble su volumen.

- Sacar la masa del cuenco, amasar un poco para desgasificarla, formar un cilindro con la masa y cortarlo en 8 porciones iguales.

- Estirar con el rodillo cada una de las porciones dándole una forma rectangular.

- Cortar los chorizos en 4 trozos cada uno, y envolver cada uno de ellos en un trozo de bacón (la grasa del bacon le da jugosidad y sabor al bollo).



- Dividir la masa mentalmente en 3 partes y colocar el chorizo en el centro (como si fuera un tríptico).

- Doblar uno de los extremos de la masa sobre el chorizo, y hacer lo mismo con el otro extremo. 

- Sellar bien las puntas para que no se abran.

- Dejar levar hasta que doblen su volumen tapados con un paño húmedo o papel film.

- Una vez levados, meter al horno precalentado a 250º y bajar la temperatura a 210º en el momento de meterlos en el horno.

- Cocer unos 20 minutos o hasta ver que tienen el color dorado y al tocarlos se notan crujientes.

- Sacar sobre una rejilla metálica y dejar enfriar. 

- Si no se comen todos, congelan perfectamente.